Monitor de energía con display inalámbrico USB OWL CM160

Monitor de energía con display inalámbrico USB OWL CM160
  • Garantía (meses): 24
Producto Nº : MonEnerOWL
Precio excl. impuesto: 60,88 €
Precio (impuestos incluidos).: 73,67 €
Disponibilidad: En existencia

El Monitor inalámbrico de energía OWL ( www.theowl.com )  está diseñado para ayudarle a ahorrar energía y dinero al tiempo que se preserva el medio ambiente. Proporciona información a tiempo real, en nuestra vivienda u oficina, del gasto energético en €, kW y kg de CO2. Incluye un sistema de acumulación de datos del histórico de energía usada para facilitar la monitorización de gasto energético. Ofrece la posibilidad de visualizar los datos por día, semana, mes y año. Asimismo, incorpora un sensor de temperatura ambiente. Todo en un único display muy fácil de usar. La instalación es rápida, segura y fácil. Se compone de tres elementos: el sensor, el transmisor y el receptor. Las baterías están incluidas.

Funcionamiento

El sistema consiste en un sensor de corriente, un emisor y un receptor remoto inalámbrico con una pantalla para visualizar los datos.

El sensor (uno si solo, para sistema monofásico) se conecta fácilmente mediante una pinza al cable general del cuadro eléctrico. Este detecta el campo magnético de la corriente y por tanto la cantidad de energía que fluye por el cable, trasladando dicha información al emisor con una precisión de más del 95%.

El emisor, mediante tecnología radiofrecuencia, envía la información recibida desde el sensor hasta el receptor.

El receptor o monitor, previamente configurado, interpreta la señal del emisor y la refleja en la pantalla en forma de kW/h, cent/h o kg de

CO2.

Gracias a su conexión USB es posible descargar los datos en un ordenador y visualizarlos en un programa que se incluye en el pack.

 

 

Ventajas

•Nos permite conocer el gasto exacto de nuestra vivienda, electrodomésticos y grupo de elementos a tiempo real y lahuella ecológica que

dicho consumo produce.

•Nos informa de un exceso de consumo mediante una alarma.

•Nos permite conocer la temperatura en la vivienda.

•Mucho más fácil de interpretar que un contador. Los contadores de la luz son difíciles de entender y muchos usuarios desconocen incluso

su emplazamiento, sobre todo cuando se trata de comunidades de vecinos, donde los contadores son instalados en espacios comunes para

que las compañías tengan un acceso sencillo a su lectura.

•Inalámbrico, más cómodo y fácil de usar que cualquier amperímetro.

•Estudios piloto en países como Reino Unido, Australia o Japón reflejan ahorros de entre 10% y 25% en la factura de las familias que

instalaron el monitor para controlar su gasto.

 

 

 

 

—————